ASEMBIO: Unidos para Fortalecer la Biotecnología

ASEMBIO: Unidos para Fortalecer la Biotecnología

Revisa aquí las palabras del Presidente de Asembio, Arturo Covarrubias…

Con el objetivo de impulsar el crecimiento y la cooperación entre empresas y entidades del sector biotecnológico nacional, en 2004 se creó la Asociación Chilena de Empresas de Biotecnología ASEMBIO.

Es satisfactorio para la actual Directiva contar actualmente con más de 68 socios, entre ellos universidades de todo Chile que nos apoyan en la formación de bioempresarios y en la transferencia tecnológica desde el sector académico al productivo.

Nuestra misión como gremio ha sido posicionar el valor de la biotecnología a nivel nacional y en el mundo. Por ello, mantenemos fuertes vínculos con diversas organizaciones internacionales, participando en foros y encuentros relacionados a la biotecnología, como Biotechnology Industrial Organization y FELAEB (Federación Latinoamericana de Empresas de Biotecnología).

Junto a  Invest, InnovaChile de CORFO y PROCHILE, ASEMBIO desarrolla un proyecto para impulsar fuertemente su labor como generador de desarrollo, crecimiento comercial y sustentable de la industria de biotecnología chilena, a través del emprendimiento, la innovación y la cooperación entre sus distintos actores.

Un gran hito en la historia del gremio ha sido la creación de la marca Chilebiotech, destinada a potenciar la imagen país y así a fortalecer la competitividad y el emprendimiento de la industria biotecnológica nacional.

El próximo 16 y 17 de noviembre de este año, Santiago será la sede de BIOLATAM 2015, la plataforma más importante de la industria biotecnológica a nivel latinoamericano y una de las más reconocidas a nivel mundial, donde se pretende dar un fuerte estímulo al desarrollo de negocios en el área de la biotecnología para convertirla en un aporte significativo al crecimiento de la economía chilena.

Sin duda, Biolatam 2015 será una gran oportunidad para mostrar al mundo todo lo que hemos crecido. La biotecnología es una industria todavía muy joven a nivel mundial, sin alcanzar más de 40 años de existencia, pero que tiene cada día mayor relevancia por la transversalidad de sus aplicaciones: farmacéutica, agricultura, biomedicina, entre otras.

Su distribución en áreas de especialización corresponde en un 22% a biotecnología industrial, 22% a salud humana y nutrición, 42% a agricultura y animales, 8% a la industria pesquera y 8% al sector forestal. En Chile, la industria de la biotecnología es un sector emergente, intrínsecamente global, que tiene la capacidad de potenciar transversalmente gran parte de los sectores productivos nacionales, como también la creación de nuevas empresas de alto potencial de crecimiento.

Su desarrollo, a nivel nacional, ha mostrado una tendencia creciente y al año 2013 ya existen entre 160 a 250 organizaciones que giran en torno a la biotecnología, ubicadas principalmente en la Región Metropolitana y, en menor medida, en Concepción, Antofagasta y Valparaíso.

Adicionalmente, se estiman entre 320 a 500 las empresas anexas a esta industria (2 por el número de empresas como “regla de oro”) que subsisten prestándole servicios, como consultoras, fondos de inversión, oficinas de abogados y patentes, laboratorios, proveedores de insumos, entre otras.

En los últimos años, se han invertido en Chile alrededor de US$ 260 millones en más de 1.000 proyectos de investigación y desarrollo en biotecnología, solo considerando fondos públicos e inversión extranjera.

Según Burrill&Co, Chile está entre las primeras 25 naciones respecto de pruebas clínicas para enfermedades infecciosas y desórdenes del Sistema Nervioso Central.

Sus principales actores son las universidades, los centros de investigación y empresas manufactureras.

Se estima que alrededor de un 40% del total de organizaciones está representada por centros de investigación universitarios, consorcios tecnológicos, incubadoras y centros de transferencia tecnológicas. En tanto que cerca del 35% son empresas manufactureras, el saldo son compañías que prestan de servicios especializados.

La estabilidad política y económica de Chile, además de la inversión para formar científicos y técnicos de excelencia a través del programa Becas Chile, ha permitido que  muchas empresas internacionales hayan instalado aquí sus operaciones.

Estamos seguros que la biotecnología chilena se desarrollará y alcanzará un liderazgo a nivel mundial. No obstante, sabemos el camino es largo y necesitamos trabajar unidos.

Para ello, renovamos nuestra invitación de labor conjunta. En este desafío, es clave mantener fluida la comunicación entre nosotros y hacia el entorno. Este NewsLetter, y el sitio web www.asembio.cl, son herramientas que debemos utilizar para potenciarnos como gremio y los invitamos a informarse a través de ellas y a utilizarlas.

Arturo Covarrubias
Presidente ASEMBIO